Logo Prevención · Transparencia · Incidencia

Prevención · Transparencia · Incidencia

Logo Bogotá mejor para todos

Usted está aquí

Hoy en la ciudad hay 460.000 motocicletas matriculadas, eso indica que hay, en promedio, una moto por cada cuatro carros particulares. Y se han convertido en uno de los principales actores viales, con el agravante de que su comportamiento en el tránsito intensifica el riesgo para ellos, los peatones y los demás conductores.

En el top de las infracciones que más cometen figuran: el zigzagueo entre vehículos, desobedecer las señales de tránsito, exceso de velocidad, pasarse el semáforo en rojo, no mantener la distancia de seguridad, girar bruscamente y adelantar cerrando.

Las estadísticas muestran que hay un problema que enfrentar, con medidas de autoridad y con acciones pedagógicas.

Autoridad es que el pico y placa se aplique a todos los actores de la vía, mucho más cuando el impacto de las motocicletas en la seguridad vial y en la movilidad de la ciudad es tan alto.

Se hace necesario aplicar la restricción de pico y placa a las motocicletas, tal como opera para los carros particulares, los buses de servicio público y los taxis. Es cuestión de equidad.

Y también es un asunto de seguridad vial, como lo demuestran las cifras: las motocicletas están involucradas en el 30 por ciento de los accidentes que ocurren en las vías, y sus conductores están entre las principales víctimas mortales y heridas.

Las cifras de la Policía de Tránsito indican que en promedio, cada día se registran 22 accidentes con motos. El año pasado fueron en total 8.288 con 171 motociclistas muertos y 4.116 heridos. Además, en esos accidentes 1.134 acompañantes terminaron lesionados y 29 muertos.

Los motociclistas deben entender que las reglas del juego son para todos. Desde el 2003 las motos matriculadas en la ciudad crecieron a un promedio del 30 por ciento anual. El tema se ha vuelto inmanejable. Ya es hora de actuar.

Lucía Bastidas- concejal de Bogotá