Logo Prevención · Transparencia · Incidencia

Prevención · Transparencia · Incidencia

Logo Bogotá mejor para todos

Usted está aquí

Se necesita una política pública para desactivar la accidentalidad de motos en Bogotá que se ha convertido en uno de los principales factores de la inseguridad vial.

A diario, el 23,5 por ciento de los reportes de accidentes de la Policía de Tránsito involucran a una motocicleta. No siempre son los causantes de los accidentes, pero representan un factor principal de la vía expuesto a los accidentes.

Cada 30 días mueren en las vías de Bogotá 13 motociclistas en accidentes de tránsito. En el 2016, entre el primero de enero y el 31 de diciembre fueron 157. El número de lesionados es aún más alarmante: a diario 11 resultan heridos. El año pasado fueron en total 3.798.

En accidentes con motos el 53 por ciento de los muertos son ellos mismos, seguidos de los peatones, con el 32 por ciento.

Uno de los mayores problemas es la violación de las normas de tránsito, como lo demuestran las infracciones en las que incurren, según la secretaría de Movilidad. Avanzan con el semáforo en rojo, zigzaguean entre los carros para adelantar, hacen maniobras peligrosas en los cruces que son prohibidos, usan el andén para evadir los trancones y parquean en sitios prohibidos.

Las autoridades de Tránsito dicen que el 95 por ciento de los atropellamientos que se producen en accidentes con motos son graves y con heridos, la mitad de lesionados son peatones.

El 5 por ciento de los accidentes deja muertos

Del 2015 al 2016 los motociclistas muertos pasaron de 113 a 157. Entre el 2003 y el 2015, el 25 por ciento de los muertos en accidentes de Tránsito fueron motociclistas, lo que es una cifra alarmante, preocupante.

La situación se ha vuelto incontrolable: desde el 2003 las motocicletas matriculadas en Bogotá han crecido a un promedio del 30 por ciento anual. A 31 de diciembre del 2016 el número iba en 459.761. En la ciudad hay una moto por cada 17 habitantes y una por cada 4 carros que circulan.

Es sin duda, uno de los medios de transporte que más ha crecido, con el agravante de que hay un desconocimiento, una falta de capacitación al conductor, que repercute al conducir y convierte a este medio de transporte en un arma mortal.

La infracción que más les impone la Policía a los motociclistas es estacionar en sitio prohibido, después está el comparendo por no respetar las normas de tránsito al conducir.

La siguiente cifra no se puede ignorar: en el 2016, 6.605 motociclistas fueron parados por la Policía por no portar la licencia de conducir y 2.285 por no haber tramitado licencia para ir en motocicleta.

Meter en cintura los comercializadores de motos es la primera tarea. Tener un censo real de quién es el dueño de cada moto y quién es el responsable de que reciban licencia sin saber conducir es la segunda prioridad. Zigzaguean sin control en las avenidas, en las ciclorrutas y hasta en los andenes. El 5 por ciento de los accidentes siempre deja muertos.

 

Por: Lucia Bastidas - Concejala de Bogotá