Logo Prevención · Transparencia · Incidencia

Veeduria Distrital

Entidad de Control Preventivo de Bogotá
Logo Bogotá mejor para todos

Usted está aquí

“La ciudad está en deuda con la calidad del aire que respiramos los bogotanos”: Veedor Distrital

Por: comunicaciones
Publicado el: Febrero 2020

El Distrito está en deuda de atender una demanda del Consejo de Estado para efectuar revisión anual de emisión de gases a vehículos y no cada dos años.

 

Este año se vence el plazo del Plan Decenal de Descontaminación del Aire de Bogotá formulado por la Secretaría Distrital de Ambiente, Transmilenio y la Universidad de los Andes en el año 2010 y aprobado por el Concejo Distrital en 2011.  El veedor Distrital, Guillermo Rivera, presentó las cifras de contaminación del aire.

         Aunque en la última década algunos indicadores en la ciudad han mejorado, como el número de bogotanos con neumonía o de niños fallecidos por enfermedades respiratorias, otros problemas médicos como la tos en adultos y la sibilancia en los niños durante la noche, como consecuencia de la mala calidad del aire, siguen en aumento.

El Veedor insta a la Secretaría de Ambiente para que priorice este tema en la agenda y trabaje de manera conjunta con otras entidades distritales para dar soluciones que permitan reducir las emisiones de contaminantes del aire.

 

En momentos en los que se cumplen 20 años del día sin carro en Bogotá y una década de la formulación del Plan de Descontaminación del Aire, el Veedor Distrital, Guillermo Rivera, entregó un panorama sobre los avances y deudas que tiene la capital del país con el medio ambiente, particularmente con la calidad del aire.

Dicho panorama se construyó a partir de un completo análisis realizado recientemente por los expertos Mónica Espinosa y Juan Felipe Franco, de la Mesa Técnica Ciudadana de Calidad del Aire de Bogotá (MECAB), para el Foro Nacional Ambiental.

Aunque con el Plan Decenal mencionado han mejorado algunos indicadores, la gestión del aire en la capital sigue siendo deficiente en varios aspectos”, aseguró el Veedor. No en vano -dijo- “según los estudios mencionados en Bogotá las concentraciones promedio anuales de material particulado respirable (PM10) y material particulado fino (PM2.5) en las zonas sur y sur-occidente de la ciudad son hasta cuatro veces lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud OMS (20ug/m3 para PM10 y 10 ug/m3 para PM2.5)”.  

Vale recordar que el material particulado son partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento o polen, dispersas en la atmósfera y emitidas principalmente por fuentes de combustión que usan diésel.

Así mismo, en estas zonas de la ciudad todavía más del 25% de los días en un año exceden el estándar colombiano para este contaminante del aire”, explicó el Veedor. “La principal causa ha sido la dificultad de reducir las emisiones que producen las fuentes móviles, especialmente camiones, buses y motocicletas de dos tiempos, las cuales se encuentran entre las principales responsables de la contaminación por material particulado en la ciudad”.

Los expertos aseguran que se requiere un enfoque integral y geográficamente diferenciado. Por ejemplo, el sur occidente de Bogotá es una zona cuyos niveles de material particulado son dos y tres veces los documentados para otras áreas de la ciudad. “Entender esta situación genera la inquietud sobre la pertinencia de una posible aproximación a la gestión del problema en Bogotá de forma geográficamente diferenciada”, destacó el Veedor.

Anotó que aunque se ha reducido la tasa de muertes escolares, ha aumentado la tasa de ausentismo escolar por enfermedades respiratorias (menores de 14) y otros indicadores como aumento de la tos nocturna (menores de 5 años).

El veedor Distrital, Guillermo Rivera, recordó la importancia de efectuar la revisión anual de emisión de gases a vehículos y no cada dos años.

 

Filtro de noticias